Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information

Inicio > Turista internacional > ¿Qué hacer? > Informes especiales > Rafting por los ríos de Colombia

Rafting

Con tanta agua que desciende por los regazos de las montañas colombianas es natural que existan muchos escenarios para la práctica del emocionante deporte de aventura llamado rafting, una disciplina de orígenes remotos en el sur de África, pero que en Colombia es relativamente nueva.

¿Qué significa hacer rafting?

La palabra rafting se deriva de la raíz raft que significa balsa (en español su nombre es canotaje) y consiste en desafiar la fuerza del agua de los ríos cuando bajan a bordo de unas embarcaciones neumáticas en las que un grupo de navegantes rema y lucha por no dejarse doblegar por los rápidos que se forman en las corrientes. Dichos rápidos se clasifican por clases de I a VI, dependiendo de su fuerza.

En esta escala, el rápido clase I es el más suave, indicado para principiantes, quienes incluso pueden sortear sin contratiempos hasta los rápidos clase III. Las categorías IV a la VI son de alta exigencia y su desafío está destinado exclusivamente para expertos porque el margen de error es mínimo y, así mismo, las posibilidades de rescate.

En Colombia abundan los ríos de aguas blancas, como suelen calificarse las corrientes especiales para este deporte

¿Dónde hacer rafting en Colombia?

De las posibilidades con las que cuentan los aventureros, se destacan: el río Magdalena, a la altura del municipio de San Agustín (Huila); el río Negro, en Cundinamarca; el río Barragán, en el departamento del Quindío (Paisaje Cultural Cafetero) y los ríos Suárez, Chicamocha y Fonce en el departamento de Santander. Estos últimos son, quizá, los más buscados por deportistas extremos de Colombia y del exterior.

Río Magdalena en San Agustín

Rafting en los ríos de Colombia

Rafting en los ríos de Colombia

Hacer rafting en el río Magdalena cerca al municipio de San Agustín, 540 km al sur de Bogotá, es, además de participar de la aventura, la oportunidad de estar cerca de parajes naturales de notable esplendor como el Macizo Colombiano y la posibilidad de conocer acerca de la milenaria cultura que dejó uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo concentrado en el Parque Arqueológico de San Agustín y en varias zonas de influencia cercanas.

Río Negro en Tobia

Muy cerca a Bogotá, a hora y media por carretera hacia el noroccidente, en los municipios de Nimaima y Útica está el caudal del río Negro, cuyos paisajes de los alrededores son aptos también para otras actividades de aventura como ciclomontañismo, rapel y torrentismo o descenso de cascadas.

Río Barragán en el Paisaje Cultural Cafetero

En la zona conocida como el Paisaje Cultural Cafetero está el río Barragán, una corriente que atraviesa varios municipios del departamento del Quindío y permite la práctica fácil y segura del rafting. En dicha zona, rodeada de cafetales y árboles frutales, también hay escenarios para practicar deporte de altura como canopy y cuerdas altas.

Río Suárez, río Fonce, río Chicamocha en Santander

En el departamento de Santander, sobre la Cordillera Oriental de Colombia, son múltiples los ríos y paisajes que facilitan los sueños de los deportistas extremos. El río Suárez en inmediaciones de la población de Socorro, el Fonce en el pueblo de San Gil y el Chicamocha con el espectacular marco del cañón que lleva su nombre, son caudales de aguas blancas permanentemente navegados por botes de rafting, uno de los muchos deportes extremos que se realizan en dicho departamento. Allí, también hay corrientes de aire para volar en parapente, cuevas para practicar espeleología y poderosas caídas de agua para hacer rapel y torrentismo.

Rafting en los ríos de Colombia

Rafting en los ríos de Colombia

Otros ríos colombianos para practicar rafting

Otros ríos para hacer rafting son el Cauca, el San Juan en el departamento de Antioquia y el Sumapaz a la altura de los municipios de Melgar y Flandes en el departamento del Tolima.

En cualquiera de los destinos nombrados operan empresas certificadas y guías expertos que garantizan una práctica divertida, amena y, lo más importante, bajo las más rigurosas condiciones de seguridad para que la experiencia sea inolvidable y se quiera repetir una y otra vez.

Otros ríos en Colombia que presentan tramos adecuados para navegar en rafting son el Cauca, el San Juan y el Sumapaz

Llegada y hospedaje en los destinos colombianos de rafting

Si decides explorar el río Magdalena muy cerca de su nacimiento, tienes que viajar hasta San Agustín, en el departamento del Huila, distante 546 km de Bogotá (aproximadamente 9 horas de recorrido por carretera). Allí mismo, existen variadas ofertas de hospedaje en hoteles y posadas turísticas.

El río Barragán se encuentra en el departamento del Quindío en el corazón de la zona cafetera donde las distancias son muy cortas y las posibilidades de alojamiento están en diferentes municipios como Armenia, Montenegro, La Tebaida o Quimbaya.

El río Negro en Cundinamarca está muy cerca de Bogotá, en la población de Nimaima. Allí, es posible acampar o, dada su cercanía con Bogotá, los planes para hacer rafting implican salir muy temprano y regresar el mismo día a la capital.

La población de San Gil está a 6 horas al nororiente de Bogotá, siendo un lugar reconocido por sus paisajes y escenarios para la aventura. El municipio se convierte en la sede de los deportistas que deseen desafiar la fuerza de los ríos Fonce, Suárez y Chicamocha. San Gil ofrece una amplia oferta hotelera caracterizada por lugares de estilo campestre.

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and TourismFondo de Promoción TuristicaProexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport