En el parque Santander, en el centro de Leticia, se produce cada tarde un ruido ensordecedor causado por cientos de loros que acuden en bandadas a buscar su sitio para dormir en las ramas de los árboles. En el parque hay una fuente, una zona de recreación infantil con canchas de microfútbol y baloncesto; un pequeño lago con Victorias regias y una zona donde se realizan actividades culturales.