Al municipio de Pijao se llega luego de un viaje de 31 km desde Armenia hacia el sur. En esta población la plaza principal está adornada con flores y es tranquilizante la panorámica de las montañas, en las que se ven las hojas blancas de los yarumos y unos árboles rojizos llamados liberales. Basta dar una caminata por las calles de Pijao para comprobar que la vida en el campo puede ser feliz.