El estadio Romelio Martínez, con capacidad para 15.000 espectadores, es un sitio muy querido por los barranquilleros. Allí jugaba el Junior de Barranquilla, el equipo profesional de fútbol más importante de la ciudad, antes de  cambiar su sede al estadio Metropolitano Roberto Meléndez. En el Romelio Martínez, que lleva el nombre del futbolista que murió en un accidente aéreo, compite el Barranquilla Fútbol Club.