Barranquilla, la Puerta de Oro de Colombia, cada día nos sorprende con la alegría de un pueblo que busca ser reconocido en el mundo entero. Con el plan de desarrollo del que ha sido parte en la última década, esta ciudad caribeña sale a la vanguardia en el terreno del turismo colombiano. No solo atrae por ser la tierra del Carnaval, la inspiración de escritores y pintores de gran renombre, la cuna de estrellas de música y cine, sino que va mostrando al mundo, que es acogedora y moderna.

¿Qué vas a encontrar en Barranquilla?

Con una particular ubicación geográfica que le permite disfrutar del río y del mar casi al mismo tiempo, en Barranquilla no solo te encontrarás con el paisaje y la gastronomía caribeña, sino que ahora tienes acceso a numerosos lugares que puedes visitar para conocer el sentido y significado del ser del barranquillero.

Estamos hablando de lugares llenos de demostraciones culturales, de historia y de objetos relacionados con el desarrollo de la identidad costeña. Museos y lugares de encuentro social y cultural son un recorrido obligatorio para todos los que visitan a Barranquilla.

Nada más barranquillero que su Carnaval. Y, para hacerle un homenaje abrió sus puertas en diciembre de 2019 el Museo del Carnaval. Y, de hecho, es el primer gran recinto cultural construido en Colombia en honor a una festividad popular. 
 

Dos figuras de forma de calavera en elMuseo del Carnaval
Museo del Carnaval Foto: ProColombia


Su fachada colorida en forma de ondas es el primer impacto para el visitante. En su interior, las cuatro plantas cuentan con un contenido orientado a preservar la identidad y memoria de esta festividad popular, que se celebra todos los febreros. Empezar por la sala dedicada a la historia, siempre es una buena elección; para comprender cómo fue evolucionando desde el Siglo XIX. Pantallas, documentos y objetos dan cuenta de este proceso.

La sala de las reinas es una muestra de sus coloridos vestidos que, año tras año, son el centro de los desfiles y celebraciones. Y, finalmente, en la sala de las expresiones está expuesta una amplia variedad de objetos representativos, como máscaras, vestidos e instrumentos musicales; entre otros..

Lugares mágicos y llenos de cultura 

Luego, puedes ir al Museo del Caribe, un edificio que está ubicado en el Parque Cultural del Caribe, en cuyo interior se nos cuenta la historia de la identidad de los pueblos del norte del país como región, la razón de la fuerte unidad cultural de los ocho departamentos que la integran.  

Una de las salas más concurridas narra la historia del escritor Gabriel García Márquez, con exhibiciones de artículos relacionados con las raíces, fiestas y cultura de los primeros habitantes de esta región, y con narraciones de la tradición oral que incluyen cantos, cuentos, conversaciones y recuerdos orales de la historia popular.  

También te puede interesar: Parques y jardines en Barranquilla

El museo también cuenta con imágenes -a través de pantallas- que dan cuenta de la riqueza natural de la región, así como de las danzas actuales que alegran las fiestas de cada población. El Museo del Caribe es un museo no convencional que nos enseña la marcada identidad costeña.

Podrás conocer el tipo de vivienda indígena, los instrumentos musicales utilizados por nuestros ancestros y te darás cuenta de donde vienen los ritmos musicales y danzas actuales que hasta se han tomado el mundo del espectáculo.  

Si quieres seguir indagando sobre las raíces de la identidad caribe, puedes ir a visitar el Museo Antropológico y Etnológico de Barranquilla, ubicado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico, una sede de estilo republicano ubicada el barrio El Prado. En el museo, declarado Patrimonio Cultural de la Nación, se encuentra una colección de piezas coleccionadas a mediados del siglo pasado, que pertenecieron a las culturas indígenas que habitaron la zona en la época precolombina. Vasijas, instrumentos y una colección de cerámica nos narran el modo de vida y creencias de las culturas Tairona, Zenú y Mokaná. Este material arqueológico pertenece al año 4.000 (a.d.C). También tendrás acceso a tesis e investigaciones de los estudiantes sobre el mismo tema.
 

Museo Antropológico y Etnológico de Barranquilla
Museo Antropológico y Etnológico Foto: ProColombia


El Museo Arqueológico de los pueblos Karib de la Universidad del Norte es también un lugar destinado al aprendizaje y a la reflexión del legado de los primeros habitantes de esta región. Esta herencia se compone de artículos fabricados a partir de la piedra, de la cerámica y de los metales. Es un encuentro con un pasado de mas de 25 mil años de historia que pasa por los pueblos de San Jacinto, Malambo, la Sierra Nevada de Santa Marta, la depresión momposina y la ribera del Río Magdalena, lugares que albergaron culturas tan poderosas como los Tairona.

Siguiendo nuestra propuesta, te invitamos a estar muy atento a la programación del Teatro Amira de la Rosa, complejo cultural que lleva el nombre de una poetisa y dramaturga, autora de la letra del himno de Barranquilla. Primer escenario de la ciudad, es el espacio ideal para conciertos, obras de teatro, exposiciones y diferentes tipos de encuentros y también es la sede del Área Cultural del Banco de la República. El telón de boca del teatro es una obra de arte de gran formato del pintor colombo español Rodrigo Obregón quien se inspiró en la leyenda local del hombre caimán.  

Para seguir con la importancia del legado de los intelectuales en esta ciudad costera, te proponemos visitar en el pintoresco pueblo de Usiacurí, el Museo de Julio Flórez. Ubicado a poco más de una hora de Barranquilla, este viaje al “Pesebre del Atlántico” es toda una aventura cultural en donde podrás obtener y apreciar las artesanías que han hecho posible el renombre de importantes diseñadores de modas e interiores a nivel mundial.  

Casa del poeta Julio Flórez en Barranquilla
Casa Julio Flórez Foto: Viceministerio de Cultura y Turismo


Esta casa-museo abre sus puertas para refrescar la memoria y conocer como vivió el romántico poeta, que llegó a este pueblo buscando las aguas termales milagrosas que le ayudarían con su enfermedad y terminó estableciendo una familia que ha querido que el legado del maestro sea conocido y estudiado. Una hermosa casa campestre con techo de paja, es el escenario para conocer la vida y obra de este escritor que alimenta el sentir de la cultura costeña.

Máscaras que hacen referencia a animales espectaculares, disfraces como sacados del sueño de un poeta, el sonar de la música representativa de estas fiestas e imágenes de las manifestaciones folclóricas del pueblo barranquillero, se presentan al visitante para que este los pueda observar, conocer y disfrutar de primera mano.  La sala Elsa Caridi expone el patrimonio inmaterial y promueve la tradición oral del sentir costeño.

Barranquilla en la noche

Y si lo que quieres es vivir de primera mano la cultura caribeña, el plan nocturno es en La Troja, un sitio que por sus colores, parece sacado de la bandera de Barranquilla y que es Patrimonio Cultural y Musical de la ciudad. Es un lugar para ir a bailar y también para ir a ver bailar. No hay distinción de edades para divertirse como profesionales de la danza, al tiempo que entre ritmos de origen africano como la champeta y la salsa presentadas en discos de acetato, podrás disfrutar de los manjares locales como la butifarra, las picadas y el mango verde con sal y limón. Varios “picós” o parlantes de gran formato son los encargados de animar la fiesta mágica que se extiende hasta la madrugada.

Para conocer a Barranquilla hay que experimentarla, recorrerla, vivirla y dejarse maravillar por la cadencia del acento y la alegría de sus gentes. Tiene la gran riqueza del patrimonio inmaterial cultural de toda una región que espera a sus visitantes con los brazos abiertos.