Barranquilla es un destino turístico que no se agota para sus visitantes. Por ello, se requiere de varios días -con sus noches- para disfrutarla y conocerla. Los recorridos en las populares “Chivas”, son un atractivo turístico que permite pasear por la ciudad, mientras se disfruta de una auténtica fiesta al ritmo de la música del Caribe.

Las “Chivas” son un medio de transporte declarado Patrimonio Cultural Colombiano en el 2008. Originarios de Antioquia, son unos “buses-escalera” amplios, abiertos, y decorados con colores pintorescos que llaman la atención. Originalmente eran utilizados para el transporte rural de personas que llevaban consigo los productos agrícolas que cultivaban e incluso animales vivos para su posterior comercialización. 

Hoy en día son utilizadas para realizar recorridos turísticos con un ambiente festivo, y, popularmente, se conocen como “Chivas Rumberas”.

¿Cómo recorrer la ciudad en Chiva?

En Barranquilla se pueden reservar para el día o para la noche. Con recorridos de hasta tres horas, estos buses hacen paradas en sitios populares y turísticos. Dentro del bus, generalmente va un grupo de música popular, “Millo” o “Papayera”, o un conjunto vallenato que ameniza la experiencia con canciones que hacen parte de la cultura local. 

Chivas en Barranquilla
Foto: ProColombia


Sus trayectos generalmente incluyen una comida típica en algún restaurante de comida rápida de la ciudad, y bebidas y aperitivos durante el desplazamiento.  

Frecuentemente, el itinerario incluye un paseo por el Gran Malecón Puerta de Oro, donde se puede disfrutar de una parada para ver el río y empaparse del ambiente festivo de la región. Y, si el plan es nocturno, seguro se dirigirá a los sitios nocturnos de mayor tradición, como el Restaurante Bar La Troja, un sitio único declarado Patrimonio Cultural y Musical de Barranquilla, donde la salsa caribeña se disfruta junto a la champeta y demás ritmos del Caribe, al tiempo que se puede disfrutar de la gastronomía costeña.

Lo entretenido de esta experiencia y, lo que le otorga ese carácter especial, es que, en cada estación, descienden los viajeros con calma a conocer la ciudad. 

Después de conocer La Troja, la “Chiva Rumbera” sigue su camino hacia otros lugares para bailar y gozar, generalmente ubicados en la carrera 8, en la calle 79 o en la calle 84, todas estas vías, íconos de la vida nocturna de Barranquilla.

Chivas en Barranquilla
Foto: ProColombia


Algunos de los planes pueden incluir la visita a municipios cercanos, como Puerto Colombia, primer terminal marítimo de la ciudad hasta la primera mitad del Siglo XX. Es una hermosa población, ubicada al noroccidente de Barranquilla Generalmente se da un paseo por el malecón y, posteriormente, se visitan restaurantes y lugares para compartir en las noches.


Otros recorridos

También existe un recorrido para conocer Bocas de Ceniza, ese mágico lugar en el que el río Magdalena desemboca en el mar Caribe.  

Estos peculiares vehículos permiten a los visitantes vivir una experiencia única en la que la fiesta se desplaza también, mientras se conocen la cultura, la música y los lugares representativos de la ciudad.

Te recomendamos contratarlos en una agencia de viajes de confianza, o un operador turístico autorizado.