Una transformación positiva que ha logrado el sistema de transporte masivo TransMilenio es la conexión entre los extremos norte y sur de la ciudad. De esta manera, espacios como el Parque Metropolitano El Tunal están más fácilmente disponibles para personas de toda la ciudad que quieran practicar allí fútbol, microfútbol, voleibol, patinaje y tenis, entre otros deportes.