Las películas de cine clásico y de cine contemporáneo europeo, tienen un espacio en el ciclo cinematográfico bogotano que -desde 1994- se viene presentando anualmente a partir de la segunda semana del mes de abril.

Esta iniciativa surgió con el apoyo de los diplomáticos europeos y de la Comisión Europea en Colombia, quienes quisieron acercar al público colombiano a una muestra de cine no comercial, hablada en diferentes lenguas, con películas realizadas en sus países de origen.

Desde el año 2011, este Festival ha sido organizado por Kulturvisión, una Fundación que promueve proyectos culturales alrededor de las artes, utilizando pedagogías interactivas para lograr rescatar el patrimonio cultural inmaterial de los pueblos.  Así, con una motivación constructiva de fondo, busca conectar al público colombiano con una experiencia cinematográfica diferente a la que puede encontrar en las salas de cine comercial durante el año.

Eurocine por toda Colombia

No solo Bogotá es el eje donde se puede asistir a las películas y documentales. Eurocine llega a varias ciudades y municipios del país, en los que se proyectan circuitos de cerca de treinta películas, provenientes de más de diecisiete países del viejo continente.
 

Bogotá tierra de Eurocine
Foto por: Andrea Gaetano


Largometrajes y cortometrajes hacen parte de esta fiesta del cine, en la que también se imparten clases por medio de expertos que buscan la formación de público en este tipo de arte.  

El festival presenta varias secciones. Una sección oficial, de la cual forman parte películas que son previamente escogidas, cuyo filtro no es su actualidad, sino la transmisión de los valores y de las tramas que se viven actualmente en los países del antiguo continente. Dramas y comedias se abren paso para mostrar la idiosincrasia de cada lugar que se conecta particularmente a cada época, creando historias únicas y experiencias ricas en cultura contemporánea. Cada ciclo tiene un hilo conductor, en el que las películas están conectadas con armonía temática.

En “Foco”, “Coordenadas”, “¡Imagina un Nuevo Camino!”, se presentan al público colombiano (dado el período político e histórico en el que se encuentra el país), películas que hablan de resiliencia, reconciliación y paz. 

En esta sección del festival, las películas revelan personajes en los que se establecen las coordenadas emocionales a nivel personal, que se transmiten a los colectivos para encontrar caminos de superación, de trabajo en comunidad y de tolerancia. Después de múltiples conflictos internos, los caracteres muestran historias en los que son capaces de vencer los sentimientos que destruyen, para dar paso a la conversión del corazón y así lograr verdaderos cambios sociales.  

Es una sección para reflexionar y entender que los conflictos suceden en todas las comunidades humanas, sin importar la cultura ni la época.

Las temáticas más interesantes

Otra área temática es “Arte & Cine”, un espacio en el que el eje central es la composición y la estética de las películas. Esta sección la componen los filmes que presentan una versión estética de la realidad en la que sobresale la animación y la tecnología.

“Europa en Cortos”, es la última sección del Festival en la que se pueden apreciar los diez cortometrajes elegidos para el ciclo, cuya particularidad es que son realizados con la cámara de un teléfono celular. Este formato permite participar a cualquier persona cuya creatividad e innovación conquiste a los jurados y curadores del evento, logrando que la democratización del cine sea una realidad.

Bogotá es una ciudad abierta a la cultura y al arte en la que el cine europeo encuentra acogida y se siente como en casa. Los más de 30 mil espectadores que visitan el festival son una muestra de ello.