Una parte importante de la historia de Colombia se conserva en la Casa Museo Francisco José de Caldas, bautizada en homenaje al científico payanés y prócer de la Independencia. En este sitio del centro de Bogotá, que data de la década de 1770, vivió hacia 1806 el sabio Caldas. La casa fue declarada monumento nacional en 1944 y se abrió como museo al público en 1985.