Son 8.500 los kilómetros que las ballenas jorobadas –también llamadas yubarta- recorren cada año desde la Antártida para llegar entre julio y noviembre a las costas del Pacífico colombiano. Allí, en sitios como la playa de El Almejal, en Bahía Solano; y frente a la playa Guachalito, en Nuquí, pueden verse sus aletas, sus colas y, a veces, saltos que dejan expuestos sus cuerpos de hasta dieciocho metros de largo.