El Pacífico Colombiano es un territorio enigmático por la exuberancia de la vegetación y la belleza de sus paisajes. Situado al extremo occidental del país, está compuesto por el departamento del Chocó y por las regiones costeras del Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Las ciudades más representativas son Quibdó, Buenaventura y Tumaco, tres poblaciones que fueron cuna de la cultura precolombina Tumaco-Tolita, y de las etnias afrocolombianas.  

Esta región está considerada como una de las más biodiversas del mundo y también una de las zonas con más índices de lluvias al año. Bañada por numerosos ríos de fuertes caudales como los ríos Atrato, San Juan, Guapi, Baudó, las culturas se han formado alrededor de ellos, siendo en muchos lugares el único medio de transporte y fuente de alimento y de vida.  

Planes mágicos en el Pacífico

Gastronimia en el pacifico
Foto: ProColombia


Allí, uno de los destinos de mayor valor para los visitantes es la Selva del Darién, que descansa a la orilla del Océano Pacífico, el más grande del mundo. Un lugar para encontrar gran cantidad de cascadas, amplias playas vírgenes, aguas termales y senderos para alucinar con la diversidad de aves, flora y fauna que salen al encuentro de quienes llegan.

Una cultura ancestral casi intacta, con costumbres y tradiciones imposibles de olvidar y tejida en artesanías muy apetecidas por el mercado, ofrece a los viajeros lo mejor de sus conocimientos y de su gastronomía, para renovar y reorientar la vida. 

En este periplo, resulta imperdible asistir a las presentaciones de las “cantaoras” y sus marimbas, que hacen creer al más escéptico. Es un viaje de reconexión con la naturaleza y con el propio ser lleno de actividades, como los baños en aguas termales, piscinas cristalinas rodeadas de espesa vegetación con la que se crea un entorno completamente verde.  

Esta experiencia es única, pues el agua sanadora y azufrada de las termales relaja el cuerpo mientras los sonidos de la naturaleza hacen lo propio con la mente. Para terminar esta sensación de bienestar se encuentra la opción de masajes y tratamientos de spa.

Otra de las actividades populares que la naturaleza salvaje de esta región ofrece es el avistamiento de ballenas jorobadas en los meses que van desde julio hasta noviembre. Es un monumental espectáculo en el que la armonía y la tranquilidad siempre están presentes, ofreciendo a los espectadores momentos de reflexión y meditación mientras se asombran con los cantos de los bellos mamíferos.  

El senderismo en medio de manglares o de la selva, también es una actividad propia de la zona, en la que se observan numerosos crustáceos, tortugas, anfibios, especies de monos y aves. Esta experiencia ayuda al reencuentro con el propio ser, con la certeza de la fragilidad y también de la fortaleza del ser humano.  Numerosas cascadas son utilizadas como fuentes de hidroterapia, cuyo efecto energizante es inmediato.

Ballena Jorobada
Foto: EcoPlanet


En las extensas playas, además de ejercicios de contemplación de atardeceres coloridos, se pueden realizar actividades como el surf, el buceo y la pesca deportiva, todas estas desde la conciencia del ecoturismo con el fin de alinear y equilibrar todos los aspectos trascendentales de los viajeros.

Ir a la Región Pacífica, es una experiencia transformadora en la que la naturaleza obra con suavidad. Un viaje para fotografiar de principio a fin que hace sentir y vibrar el verdadero sentido de vida.

Lugares para hospedarse en la Región Pacífica

Playa de Oro Lodge

Un lugar en Punta Huina, Bahía Solano, en el que abundan las quebradas de agua dulce junto a la playa. Un sitio de reflexión y contemplación que le da un nuevo comienzo a la vida.  

Para más información visitar: http://www.playadeorolodge.com/

Playa Morromico

Situado en Nuquí, es un hospedaje playero, con todas las comodidades al margen de una playa cristalina. Desde allí se pueden realizar todas las actividades de recorridos por el entorno y también avistamiento de ballenas. 

Para más información visitar: https://morromico.com/

Deportes en el Pacífico
Foto: ProColombia


Hotel La Kuka

En Nuquí, este hotel ofrece numerosas actividades entre las que se encuentra un viaje por el río Chori hacia un pueblo con 450 indígenas de la tribu Emberá. Hablar con los nativos, aprender de su cultura y llevar alguna artesanía, es una de las experiencias más enriquecedoras para una nueva visión del planeta. 

Para más información visitar: https://lakukahotel.com/

Hotel Nautilus Capurganá

En las playas de Capurganá se encuentra este hotel que además de contar con una extensa playa, tiene un Spa para descansar de los días de aventura. 

Para más información visitar: https://hotelesnautilos.com/capurgana/

Una experiencia para sentir la vida en su expresión más sensible. La Región Pacífica es un paraíso de naturaleza salvaje que abre sus puertas sanadoras a los turistas que buscan bienestar y sensaciones únicas.