En el centro del parque El Libertador, el más importante de El Jardín, hay una fuente de agua y alrededor, ocho pequeños jardines dispuestos como si fueran pétalos y en los que abundan las rosas. También se han sembrado guayacanes y ceibas, entre otros árboles. El lugar, que fue declarado Monumento Nacional en 1985, es el sitio de reunión de los habitantes de este Pueblo Patrimonio de Colombia.