En el Museo y Sendero Histórico Félix Artunduaga, en el parador turístico Villa Paz (vereda San Luis, kilómetro ocho de la vía de Neiva a Florencia), se puede hacer un recorrido por doce estaciones entre árboles frutales y heliconias para ver esculturas en yeso hechas por artistas locales. Allí se aprende sobre las relaciones entre indígenas, colonos, caucheros, campesinos y ganaderos de la región.