En medio de la topografía quebrada del Parque Arqueológico de Tierradentro, que comparten los municipios de Inzá y Belalcázar, se puede hacer un viaje en el tiempo al caminar junto a bóvedas subterráneas de piedra que fueron usadas para albergar entierros entre los años 600 y 900 d.C. Allí hay sitios monumentales como los altos del Aguacate, San Andrés, Segovia, El Duende y El Tablón.

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Güllie 🌹 (@guullie) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia 🐘 (@nata_lia_mora) el