El desarrollo evidente que durante los últimos años ha beneficiado a sus habitantes fue una de las razones por las cuales Medellín fue nombrada en 2013 como la ciudad más innovadora del mundo en el concurso City of the Year del ‘Wall Street Journal’. Algunos de los cambios positivos de la capital de Antioquia han sido la creación de espacios culturales y la construcción de bibliotecas públicas.