Una buena forma de conocer Medellín es visitar el mercado artesanal de San Alejo, que tiene lugar el primer sábado de cada mes en el Parque Bolívar. En este sitio, que fue inaugurado al público en 1892 y sirvió de puerta de expansión de la ciudad hacia el norte, los viajeros pueden conseguir collares, sombreros y prendas de vestir, entre otras cosas.