Al bañarse en las aguas termales que brotan a 62 ºC en el municipio de La Cruz se experimenta un contraste fuerte con la temperatura del aire, que está entre 10 y 12 ºC. A la sensación de descanso que obtienen quienes llegan a este lugar, ubicado cerca de los volcanes Galeras, Azufral y Doña Juana, se suman los beneficios medicinales que estas aguas tienen en la piel.