La ermita de Santiago Apóstol se levantó a finales del siglo XVI en la parte alta de la colina del tradicional barrio El Colorado, en Pasto, y la construcción del templo actual comenzó en 1895. Tiene características del estilo románico, como el arco de medio punto, sus muros gruesos, sus columnas de fuste cilíndrico y su puerta principal ligeramente abocinada. Está bajo el cuidado de la comunidad capuchina.