Uno de los sitios más importantes del Parque Arqueológico de San Agustín es la Fuente Ceremonial de Lavapatas. Se trata de un conjunto de placas talladas sobre el lecho de la quebrada que lleva el mismo nombre. Los canales que llevan el agua hasta tres estanques forman siluetas de serpientes y lagartijas. Se calcula que esta fuente pudo haber estado relacionada con cultos que se le rendían al agua.