El Puente Colgante de Occidente se extiende sobre el río Cauca a lo largo de 291 m y al pisar sus traviesas de madera se ve abajo cómo algunas personas flotan en neumáticos y se dejan llevar por la corriente. El puente fue obra del ingeniero José María Villa Villa, nacido en Sopetrán, quien también participó en la construcción del puente de Brooklyn, en Nueva York (Estados Unidos).