Los rastros de los habitantes precolombinos del centro de Boyacá se pueden seguir en el Museo Arqueológico Eliécer Silva Celis. Este sitio, bautizado en homenaje al arqueólogo que lo fundó en 1942, conserva cerca de 4.000 piezas distribuidas en las áreas de paleontología, cultura muisca, alfarería y etnografía. En el museo se levanta una reconstrucción del Templo del Sol, donde los indígenas le rendían culto al astro rey.