La estatua en la que el Libertador Simón Bolívar está representado mientras cabalga sobre su caballo, Palomo, es el corazón de la Plaza de Bolívar de Tunja. Alrededor de este espacio público se levantan construcciones coloniales entre las que sobresalen la Catedral Basílica Metropolitana Santiago de Tunja; la Casa del Fundador Gonzalo Suárez Rendón y la Alcaldía Municipal.