Uno de los sitios más auténticos de Valledupar es la Academia de Música Vallenata Andrés ‘Turco’ Gil, creada en 1985, donde cada uno de los diez salones de clase tiene el nombre de un juglar fallecido, como Alejo Durán, Colacho Mendoza o Juancho Rois. En este lugar se forman los famosos Niños del Vallenato, que se han presentado ante personajes como Bill Clinton, Hugo Chávez y el emperador de Japón.