Las aguas del río Badillo han sido fuente de inspiración de poetas, cantantes, compositores y escritores que han basado en ellas sus creaciones artísticas. Se destaca un vallenato a ritmo de paseo ‘El río Badillo’, que compuso Octavio de Jesús Daza. En el río se forman piscinas naturales, rodeadas por piedras grandes de formas caprichosas, donde los turistas suelen bañarse.