El de las murallas de Cartagena fue un proyecto que duró casi dos siglos y que terminó en 1796 con el objeto de defender la ciudad de posibles ataques piratas. El centro histórico está rodeado por 11 km de estos imponentes muros de piedra que se complementan con fortificaciones y baluartes, desde los cuales se puede observar el atardecer sobre el mar Caribe.