Un sitio que llama la atención en el sur del lago de Tota (adonde se llega luego de un viaje de una hora hacia el sur desde Sogamoso) es Playa Blanca. Esta es una franja de arena ubicada entre montañas -a 3.015 msnm- que trae a la memoria la arena del Caribe. Allí los visitantes vuelan cometas y a veces entran al agua, que se ve verde y azul en días soleados pero que no pasa de 10 ºC.