La Mina está cuarenta kilómetros al norte de Valledupar, en la vía a Atánquez. En este sitio el caudal del río Badillo disminuye, lo que les permite a los visitantes bañarse en una piscina natural que está protegida por rocas blancas de formas caprichosas. La Mina es uno de varios balnearios de la región que se forman gracias a los deshielos de la Sierra Nevada de Santa Marta.