¿Impresionante, majestuoso, sublime? Todo adjetivo, por grande que sea, se te quedará corto para describir la esencia del Amazonas colombiano, un destino que no tiene comparación en el mundo por su asombrosa diversidad de fauna y flora.

Todo ello se debe al imponente río Amazonas, que es el más largo del mundo y que es hogar, ni más ni menos, que de 860 especies de aves, 140 de anfibios, 85 de mamíferos, 147 de reptiles y 6.800 de plantas.

Esto significa que viajar al Amazonas es una oportunidad única para que te encuentres con las riquezas naturales más exóticas del planeta.

Para vivir esta experiencia al máximo, puedes alojarte en ciudades como Leticia para luego visitar parques y reservas naturales como Amacayacu, Chiribiquete y Nukak. En tus travesías a estos lugares, encontrarás maravillas insólitas, como los lotos más grandes del planeta, que flotan en las tranquilas aguas de los lagos de la Amazonía colombiana.

Así mismo, hallarás especies animales exóticas, como las guacamayas, los gallitos de las rocas, los zopilotes, las ranas de cristal, los caimanes negros, una gran variedad de primates y, por supuesto, los muy particulares delfines rosados, que surcan alegremente las aguas del río Amazonas.

Si eres un amante del turismo ecológico y de aventura, este destino también te encantará, pues el asombroso ecosistema del Amazonas te resultará propicio para divertirte al máximo con actividades como el senderismo, la escalada de árboles, el rappel, el kayak y el canopy.

Te estarás preguntando en este punto cómo visitar esta maravilla natural del planeta. En realidad, es muy sencillo. Solo debes tomar un avión que te lleve a Leticia, la capital del departamento del Amazonas. Desde allí, podrás acceder con facilidad a las mejores atracciones de la zona, muchas veces subiéndote a canoas o lanchas que navegan por el magnífico río.

Eso sí, ten en cuenta que es imprescindible que te apliques la vacuna contra la fiebre amarilla por lo menos 15 días antes de viajar al Amazonas.

Además, es importante que durante tu estancia en esta impresionante región cuides su naturaleza y la vida que hay en ella. Y es que la riqueza natural del Amazonas es producto, también, de la riqueza cultural, pues en la zona habitan pueblos indígenas como los YURI y los NUKAK, cuya cosmovisión se basa en un profundo respeto hacia la tierra y sus recursos naturales.

Esto es así hasta el punto que Puerto Nariño, un municipio amazónico, fue el primero del país en ser certificado como destino sostenible, debido al buen uso de los recursos hídricos y energéticos, y a la protección de la fauna y la flora.

Por eso te invitamos a conocer el Amazonas y a tener una conexión profunda con la naturaleza de la región. ¡Te esperamos!