Un espacio público de la ciudad donde se está en contacto con la naturaleza es el Parque de la Vida. Este lugar de 8,2 ha cuenta con senderos adoquinados, cascadas y puentes de guadua. Allí es relajante acercarse al lago rodeado de árboles a ver patos y gansos. El parque también tiene patinódromo, concha acústica y ocasionalmente alberga ferias artesanales.