El Paisaje Cultural Cafetero, conformado por los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca es reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como Patrimonio Mundial desde 2011. 

Este paisaje es particular a los ojos del mundo porque se trenzan de manera coordinada, la difícil condición geográfica de las cordilleras, el esfuerzo del trabajo de nuestra gente en la producción del café y la riqueza en biodiversidad biológica propias de su relieve, clima y localización.

Los bosques nativos, secos, subandinos, páramos, nevados y reservas naturales que allí podemos visitar, son indispensables para la conservación de dicha biodiversidad. Estarás ante un paisaje cultural que no solo permite al mundo disfrutar de uno de los mejores cafés, sino que le permite observar con esperanza y asombro el tesón de una cultura que guarda sus raíces y que quiere proteger su riqueza para heredarla a los ojos de toda la humanidad. 

Dentro de este tesoro protegido, se encuentra otra riqueza que brilla, aunque se esconde dentro de los árboles más variados de la región. Estamos hablando de la avifauna de montaña. Nuestras aves cumplen una misión única dentro de los ecosistemas que habitan, pues no solo nos seducen y encantan con sus plumajes y cantos, sino que son las encargadas del control de plagas, la polinización y la dispersión de semillas por todo el territorio.  

Colombia cuenta con más de mil novecientos especies de aves, de las cuales cerca de mil tienen su residencia en esta zona geográfica. Cincuenta de ellas son endémicas, es decir, propias de esta zona y con nombres tan románticos como el “Cacique Candela”, el “Loro Orejiamarillo”, el “Periquito de los Nevados” y el “Carpinterito Punteado”.

Avistamiento de Aves
Foto: Cortesía Luis Urueña – Manakin Nature Tours

Si quieres realizar avistamiento de aves en el Paisaje Cultural Cafetero, podrás visitar catorce áreas de interés especial para la conservación de las aves. Puedes escoger según la disponibilidad de tiempo e itinerario de tu viaje entre el avistamiento en las ciudades o recorrer los hábitats más silvestres. Te encontrarás con aves de diferentes tamaños, desde especies muy pequeñas como las ciento sesenta especies de colibríes diferentes, hasta aves de más de tres metros de envergadura alar como el majestuoso “Cóndor de los Andes”. 

Algunos de los principales destinos para el avistamiento de aves en esta región son:

  • Manizales, llamada por el poeta Pablo Neruda como la “Fábrica de Atardeceres” cuenta con cerca de ochenta especies de aves que podrás avistar en el casco urbano. 

  • El Cerro Montezuma - Parque Natural Tatamá -ubicado a poco más de tres horas de la ciudad de Armenia- es un destino considerado como uno los mejores del mundo para los ornitólogos. Debido a su ubicación geográfica, es un refugio de variedades animales y vegetales que se precia de tener doce especies endémicas de aves, y treinta y cinco que compartimos con la hermana República del Ecuador. Este páramo virgen es un área protegida refugio de las famosas tángaras.  

  • La Reserva Natural del Río Blanco se localiza a treinta minutos de Manizales. Con una altura que varía desde los dos mil doscientos metros hasta los tres mil ochocientos metros, -llena de bosques- cuenta con cuatrocientas especies de aves. La particularidad de este lugar es que es el paraíso de los colibríes, y cuenta con numerosos comedores de aves donde sin dificultad podrás verlas y tomar magníficas fotografías.

  • El Parque Nacional Natural de los Nevados es el hábitat predilecto de nuestro Cóndor de los Andes. Hogar de periquitos y patos, también acoge numerosas especies de colibríes. Puedes escoger el destino y el sendero que desees. Este destino es exigente, por lo que deberás tener condiciones de salud óptimas para realizar los recorridos.

  • El Jardín Botánico del Quindío se localiza en Calarcá. Se han documentado ciento setenta especies de aves correspondientes a treinta y cuatro familias que podrás observar desde tres puntos dentro del Jardín: una casa en medio del bosque, una torre de veintidós metros de altura y en la rocalla.  

Cuenta con la más importante colección nacional de Palmas de Colombia, numerosos tipos de helechos, las hermosas heliconias y el mariposario más hermoso del mundo. Con un paisaje de bosque silvestre, el Jardín Botánico se encuentra a una altura de mil cuatrocientos noventa metros sobre el nivel del mar. Su clima es húmedo, y podrás recorrerlo en dos o tres horas. El programa de avistamiento de aves es un recorrido que dura seis horas y es necesario que reserves este recorrido con dos días de anticipación 

  • La Zona de Reserva Barbas- Bremen, cuenta con diez mil hectáreas de bosque andino con especies de pino y ciprés. Es el hogar de numerosas especies de aves como la Pava Caucana, el Toropisco Montañero, la Tangara Multicolor, el Lorito Paramuno y el Tucancito Esmeralda, entre otras especies. Te encontrarás ante el corazón de la cordillera central y podrás deleitarte con el maravilloso paisaje que ofrece la reserva.

Para visitar esta región debes llegar a las ciudades de Armenia, Pereira o Manizales y tomar transporte terrestre para llegar a cada destino. Es muy importante que contrates ecoguías expertos que te acompañen en los senderos.