En el municipio de Salento, al que se llega luego de un viaje de 25 km hacia el norte desde Armenia, se visita el valle del Cocora, donde crece la palma de cera, el árbol nacional, que puede llegar a medir 60 m de altura. Este árbol es esencial para un ave muy vistosa, el loro orejiamarillo. En el valle del Cocora los viajeros pueden andar por un sendero ecológico e incluso cabalgar.