Hay, en el departamento de Santander, un pequeño pueblo en el que parece que las agujas del reloj se han detenido. Se trata de Barichara, un lugar de hermosas callecitas de piedra, faroles en las esquinas y casas blancas con tejas de barro que conservan intacto el aire colonial de hace siglos.

Visitar Barichara es una cita con la tranquilidad y la paz de tiempos pasados. Caminando sin rumbo por sus calles, escucharás claramente tus pasos y te podrás entregar a tus pensamientos.

Y es que Barichara no es un pueblo ataviado de museos y de comercios. En realidad, se trata de un lugar que ha sabido mantener su auténtica atmósfera, preservando con cuidado el encanto de esas casitas bajas que se repiten una tras otra en unas calles que suben y bajan al compás de la geografía de la zona.

Puedes, sin embargo, visitar hermosas edificaciones como el Templo de la Inmaculada Concepción y San Lorenzo Mártir, que es la iglesia más grande de Barichara. Fue construida en el siglo XVIII y su magnífica cúpula se levanta majestuosa sobre las demás construcciones del pueblo.

Así mismo, puedes encontrar lugares que venden artesanías locales y restaurantes en los que podrás probar platos típicos de Santander, como las famosas hormigas culonas y el delicioso sabajón, una bebida dulce y cremosa a base de licor.

Por último, puedes dirigirte al atardecer a alguno de los miradores de Barichara para observar el pueblo desde arriba y para conmoverte con la puesta de sol entre las montañas. No olvides tu cámara, pues se trata de un momento sublime. 

 

Conoce otros Pueblos Patrimonio

Barichara hace parte de la Red de Pueblos Patrimonio, así que, después de visitar este maravilloso lugar, seguramente querrás seguir visitando sitios en los que puedas apreciar de primera mano las raíces colombianas. 

Uno de ellos es Salento, un hermoso pueblo situado en el departamento de Quindío y gobernado por el característico color verde de las montañas cafeteras.

En Salento, las construcciones también conservan el encanto del pasado, pero las casas lucen muy distintas a las de Barichara, pues sus fachadas y balcones están rebosantes de colores y de flores.

En este precioso pueblo también podrás conocer y adquirir las bellas artesanías de la zona, como brazaletes de aromáticos granos de café, vajillas de árbol de totumo, tejidos y adornos hechos en guadua. Igualmente, podrás subir a miradores que te darán una vista panorámica magnífica del Valle del Cocora.

Otro hermoso Pueblo Patrimonio de Colombia que no debes perderte por nada del mundo es Villa de Leyva, que se ubica en el departamento de Boyacá y que ofrece una de las muestras más auténticas del pasado colonial.

Este pueblo es, sin duda, uno de los más bellos de Colombia, y es muy famoso por su importancia histórica y por su magnífica plaza, que tiene 14 mil metros cuadrados.

Además de su arquitectura colonial, a Villa de Leyva la caracterizan sus variados paisajes rurales, que van desde la zona de páramo hasta la desértica y que permiten practicar deportes de aventura. 

No lo pienses más. Déjate encantar por los maravillosos Pueblos Patrimonio de Colombia y descubre los encantos de un pasado que hoy, por fortuna, sigue vivo gracias a la belleza de estos espléndidos lugares.