1

Las emociones que se sienten al volar en parapente pueden vivirse en la Mesa de Ruitoque, en el municipio de Floridablanca, adonde se llega luego de un recorrido de 25 minutos hacia el sur desde Bucaramanga. Allí funcionan empresas que ofrecen la experiencia de apreciar desde las alturas los paisajes de esta zona, adornados con yarumos, guayacanes, cedros y ceibas, entre otros árboles.