Aunque para muchos es "La Isla de Barú", realmente es una península, delimitada por la bahía de Cartagena, el Canal del Dique y el mar Caribe. Se caracteriza por el color de su arena -blancas y rosada-, así como la claridad del agua que permite ver el fondo del mar. En sus cercanías hay caños con mangles, espejos de agua y jardines submarinos. 

¿Cómo llegar a Barú?

El acceso a Barú se puede realizar por vía acuática, atravesando la Bahía de Cartagena o por vía terrestre. Cada una de las elecciones te abre experiencias igualmente interesantes.

También te puede interesar:  La siempre colorida, bella y romántica Cartagena de Indias

Conoce la playa de Barú

Podrás alquilar botes de diverso calado, según el tamaño de tu grupo de viajeros. Así que, con total libertad, podrás elegir los lugares a visitar. Debes asesorarte para contar con el personal experto -capitán y ayudante- que te guiará hacia los mejores destinos de Barú. Otra opción es comprar un cupo en una lancha que te lleve hacia tu destino. 

Son solo treinta kilómetros la distancia que separa a Cartagena de Barú por vía terrestre. Es una opción más económica, pues puedes alquilar un vehículo por un valor menor al marítimo. 

“Pasadía” o Experiencias de más de un día

Para la mayor parte de los turistas, visitar Barú es una experiencia de un día. De esta forma, existen múltiples opciones llamadas popularmente “pasadías”, ofertas que incluyen transporte, carpa en la playa, alimentos y bebidas. Es una alternativa que te recomendamos pues te garantiza, especialmente en temporadas de alta afluencia de turistas, un buen lugar en la playa. 

También te puede interesar: Qué comer en Cartagena de Indias

Conoce la playa de Barú

Otros visitantes prefieren hacer de la visita a Barú una estadía más prolongada. La zona cuenta con diversos hoteles, que pueden incluir -además- experiencias adicionales como masajes, spa o actividades náuticas. Y, en la zona, es posible también el alquiler de casas o islas, desde donde partir hacia múltiples destinos. 

Las mejores playas 

Barú cuenta con diversas playas, pero las más destacadas son Playa Blanca, Cholón, Agua Azul y Agua Tranquila. La primera es la más extensa, y como su nombre lo indica, tiene una arena clara, que contrasta con el agua color turquesa. Tiene una amplia oferta gastronómica.

A Cholón solo puede llegarse en bote. El tamaño de la playa es pequeño, pero el plan, más que disfrutar de la arena, es fondear la lancha o yate y disfrutar del sol, la música; y por supuesto, conocer otros visitantes. Es el lugar para “ver y ser visto”. Te recomendamos preguntar siempre los precios antes de elegir las comidas o bebidas en este lugar.

Agua Azul y Agua Tranquila son lo opuesto a Cholón. Son playas para descansar, acostarse en una “silla asoleadora” -o en la arena- y disfrutar de la quietud y la hermosura del paisaje. 

No olvides llegar tus gafas de sol y protector solar; así como hidratarte de manera frecuente.

Conéctate con el medio ambiente

Barú cuenta con una de las atracciones medioambientales más relevantes de Colombia, el Aviario Nacional. Allí podrás realizar un recorrido por tres ecosistemas - selva húmeda tropical, zona de litorales y desierto- donde en siete hectáreas se observan 170 especies de aves y cerca de 1.700 ejemplares.

El parque, implantado en un territorio de siete hectáreas, tiene un diseño especial, pues -según la información oficial-, “las aves son exhibidas en una representación de su hábitat natural, en ambientes muy parecidos a los de donde son originarias. Son diferentes ambientes paisajísticos, vegetales e hídricos, que permiten apreciar gran diversidad de especies de aves”. El recorrido toma aproximadamente dos horas.

Fuera de Barú, a unos treinta minutos en bote, se encuentra el Oceanario Islas del Rosario, ubicado en la Isla San Martín de Pajarales.

De los mismos creadores del aviario, pero con más antigüedad, es una atracción donde los visitantes podrán ver más de 100 especies y 1.000 ejemplares, que pueden ser observados en su medio natural. No debes perderte el show de los tiburones y el de los delfines.

Deportes 

Barú es un lugar ideal para la práctica de deportes náuticos. Podrás alquilar con un operador autorizado el equipo necesario para hacer kitesurf, esquiar o navegar en una moto acuática. Otros prefieren pescar, para lo cual es posible contar con guías especializados que conocen los mejores lugares del archipiélago; y te alquilarán los implementos. 

El buceo es muy frecuente en Barú. Para algunos simplemente puede ser una experiencia de snorkel; otros podrán tomar cursos cortos o incluso certificaciones para su práctica. 

Los buzos experimentados querrán una actividad completa en los mejores lugares, pues existe en esta zona del Mar Caribe una amplia variedad de corales, y fauna y flora marina.  El agua es cálida y la visibilidad muy buena, durante todo el año. Es muy importante que contrates instructores certificados que te acompañen durante toda la travesía. 

Así es Barú, un lugar donde las playas solo son el inicio de múltiples aventuras que puedes tener, muy cerca de Cartagena. ¡No dejes de visitarlo en tu próximo viaje!

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de David Viajero (@davidesviajero) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Christian Byfield Travel (@byfieldtravel) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paula Ordovás (@paulaordovas) el