Un sitio muy turístico es Barú,  una isla delimitada por la bahía de Cartagena, el Canal del Dique y el mar Caribe que se caracteriza por arenas blancas y rosadas, así como agua cristalina que permite ver el fondo y muchos peces de colores. Cerca hay caños con mangles, espejos de agua y jardines submarinos. El avistamiento de aves es una actividad muy popular.

El acceso a la isla se puede realizar por vía acuática, atravesando la Bahía de Cartagena o en vehículo, cruzando el Canal del Dique en un planchón o ferry.