La Casa de la Segunda Expedición Botánica, una edificación colonial que data del siglo XVIII, ha sido desde 1983 un espacio en el que se le rinde homenaje a la Expedición Botánica que inició José Celestino Mutis en 1783. En su patio se aprecian algunas de las especies identificadas por el científico español (nacido en Cádiz) y se destaca el árbol de ficus o caucho cartagenero. En la Casa de la Segunda Expedición Botánica se conservan especies vegetales identificadas por Mutis.