El pasado colonial de la Villa de Nuestra Señora de Santa María de Leyva se hace evidente a cada paso que se da mientras se recorren sus calles empedradas. Entre sus atractivos arquitectónicos están la plaza principal, que mide 14.000 m2 y alberga la iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Villa de Leyva, y la casa donde murió el prócer de la Independencia Antonio Nariño.