Las cordilleras colombianas no solo dividen al país en regiones, sino que, además, permiten que los ciclistas de todo el mundo pongan a prueba sus fortalezas en rutas exigentes, con una gran cantidad de ascensos y descensos en medio de paisajes naturales de una belleza única. Estas son las mejores rutas para recorrer Colombia en bicicleta. 

Rutas de Ascenso: Alto de las Palmas

Es la ruta más popular entre los ciclistas de la capital antioqueña. El Alto de las Palmas es un ascenso de aproximadamente 17 kilómetros, partiendo desde las afueras de la ciudad hasta la zona rural de Envigado, a través de la Carretera Nacional de Las Palmas.

El recorrido es muy demandante y se ha convertido en un reto para los ciclistas que, durante los fines de semana, se ponen a prueba y compiten contra sí mismos, en una carrera para reducir sus marcas personales. El esfuerzo vale la pena: el Alto de las Palmas ofrece una vista espectacular de la ciudad y, de paso, permite a los ciclistas disfrutar de lo mejor de la gastronomía de la región y recargar energías para iniciar el descenso.

Cicloturismo en el Cerro El Volador, Medellín

Es uno de los siete cerros tutelares del Valle de Aburrá y un lugar con una gran importancia arqueológica debido a que en sus senderos se han encontrado complejos funerarios que datan de los siglos XIV al XVI, y terrazas para vivienda que, según los hallazgos, también eran usadas con fines funerarios.

Gracias a la riqueza cultural e histórica del Cerro, en 1998 se desarrolló el “Ecoparque Cerro El Volador”, el cual ofrece a los ciclistas la posibilidad de realizar otras actividades como caminatas y observación de aves una vez llegan a la cima.

Retos de ciclismo en el Alto de letras

Cicloturismo
Foto por: gorillaimages

 

Esta escalada de 80 kilómetros es considerada como una de las rutas más difíciles y exigentes del mundo, y es precisamente por esta razón que se ha convertido en uno de los recorridos favoritos de los ciclistas.

El recorrido inicia a 468 metros sobre el nivel del mar, en el municipio de Mariquita, Tolima, y termina en el Páramo de las letras, a 3,663 metros. Durante todo el trayecto, que une a Bogotá con el departamento de Caldas, los ciclistas pueden disfrutar de una vista única de los Andes,

Alto de Los Patios

Esta ruta es uno de los ascensos favoritos de los ciclistas que visitan Bogotá, especialmente durante los fines de semana. Se estima que cada domingo alrededor de 4.500 ciclistas visitan este recorrido, que termina en el municipio de La Calera.

Aunque la ruta es de tan solo 9 kilómetros, la altitud de la ciudad hace que sea un recorrido exigente para los ciclistas aficionados. El contraste entre los edificios de la ciudad y la atmósfera rural de La Calera hacen del Alto de Los Patios una de las mejores rutas para practicar ciclismo y disfrutar de los paisajes que ofrece la capital colombiana.

Cañón del Chicamocha

cañon del Chicamocha
Foto por:  Jess Kraft

 

Es el cañón más grande de Colombia es otra de las rutas frecuentadas por los ciclistas, quienes pueden disfrutar de un espectáculo natural único. El río Chicamocha, que recorre el fondo de la falla, es el acompañante durante los 60 kilómetros de trayecto, ofreciendo una vista inigualable de las montañas y el Cañón.

La ruta del Cañón del Chicamocha también permite a los ciclistas conocer los municipios de Piedecuesta y Aratoca, así como la Mesa de los Santos, una meseta a 30 minutos de Bucaramanga conocida por sus mercados campesinos, el parque Panachi y los cultivos de café.