A pesar tener en su haber al puerto más grande de Colombia, Buenaventura está rodeada de naturaleza salvaje y se siente más como un pueblo costero en pleno crecimiento que como un importante centro industrial. Esta ciudad es un baluarte de la cultura afrocolombiana, ya que posee una rica tradición culinaria y musical independientemente de su tamaño que viene marcando tendencia mucho más allá de los límites de la ciudad.

La extensa red de bahías y ensenadas que rodea la ciudad está protegida como el Parque Nacional Uramba Bahía Málaga, un lugar lleno de naturaleza virgen. Por un lado, verás cómo el mar embravecido choca contra las salientes rocosas coronadas por la jungla. Por el otro, te aventurarás por calas escondidas y pequeñas playas inexploradas que le dan la espalda al follaje verde brillante de la selva. Si te adentras en el parque, podrás observar que, sin ningún esfuerzo, los estrechos canales de agua se abren paso por la densidad de los bosques de manglares repletos de aves.

Frente a la costa de Buenaventura, serás testigo de uno de los espectáculos naturales más impresionantes del continente: encontrarás majestuosas ballenas jorobadas retozando en las aguas cálidas junto a sus crías recién nacidas. Al este de la ciudad, las montañas también son la vívida encarnación de la naturaleza. Aquí, tus ojos se deleitarán con los ríos cristalinos que brotan de entre los picos afilados y se precipitan hacia la llanura selvática. En el camino, van formando espectaculares piscinas naturales donde te puedes sumergir sin problemas.

Las experiencias culturales que ofrece Buenaventura son tan atrapantes como las naturales, ya sea recolectar mariscos con los aldeanos al son de la música, aprender a tocar la marimba o practicar los encantadores pasos de los bailes folclóricos. Este tipo de experiencias únicas convierten cualquier viaje en un éxito rotundo.

Atracciones y experiencias

Avistamiento de ballenas desde Buenaventura

Las aguas a las afueras de Bahía Málaga son el lugar más accesible del país para observar a las ballenas jorobadas que migran desde los confines australes del continente para criar a sus crías en las aguas tibias de Colombia. Se pueden organizar excursiones en barco desde Buenaventura o Juanchaco para conocer de cerca a estos magníficos cetáceos mientras saltan y lanzan chorros de agua por los aires. Si quieres capturar increíbles momentos de acción, no guardes tu celular en ningún momento: el show sucede en un abrir y cerrar de ojos.

 

Juanchaco, Ladrilleros y La Barra

Estas tres playas quedan frente a la costa de Buenaventura, en el extremo más alejado del parque nacional, y solo podrás llegar a ellas en barco. Juanchaco se destaca por tener las aguas más tranquilas, pero es la más desarrollada. Ladrilleros tiene una playa estrecha rodeada por acantilados bajos desde donde, a veces, es posible observar ballenas a lo lejos en el horizonte. La Barra es la más "perfil bajo" y alejada de las tres. Se trata de un pueblito en la jungla emplazado entre un bosque de manglares y una playa amplia, pero bastante ventosa.

Conoce Juanchaco y Visita los Ladrilleros
Crédito: ProColombia

Cascadas La Sierpe

Recomendación a la hora de elegir el lugar que captura mejor la magia de Bahía Málaga: las cascadas La Sierpe. ¿Por qué? Caen por un acantilado selvático directamente sobre el agua verde esmeralda de una ensenada de la bahía. Nadar hasta el punto donde la cascada se precipita es uno de esos momentos turísticos únicos que simplemente hay que vivir para creerlo. Se pueden visitar las cataratas en barco desde Juanchaco. La travesía dura aproximadamente 40 minutos.

Cascada La Sierpe
Crédito: ProColombia

Kayak y canotaje en Bahía Málaga

Los escenarios dramáticos y las aguas protegidas de Bahía Málaga la convierten en uno de los mejores lugares del Pacífico colombiano para practicar kayak. Desde Juanchaco, podrás encontrar disponibles dos circuitos: el más desafiante se hace contra la corriente hasta isla Palma, una pequeña isla boscosa cerca de la costa, mientras que el recorrido más fácil viaja se realiza por la bahía hasta el estuario de La Despensa, que alberga atractivos piscinas naturales donde puedes darte un chapuzón.

También puedes explorar las aguas de la bahía en una canoa tradicional. Es un método algo más lento, pero muchísimo más auténtico y natural. Hay guías en los pueblos locales que te enseñan las técnicas de remo antes de acompañarte a las aguas.

Malecón de Buenaventura
Crédito: Oswaldo Páez - El País

Cultivo de almejas piangua

La piangua o almeja de arca es un ingrediente clave de la gastronomía del Pacífico colombiano, una fuente nutritiva de proteína que se encuentra en los manglares de toda la costa. Los visitantes de Bahía Málaga pueden, junto con la gente local, recolectar este sabroso molusco en un fabuloso recorrido por la naturaleza diseñado especialmente para los amantes de la comida en el pueblo de La Plata.

Después llegar al corazón de los manglares en canoa, los guías experimentados muestran a los participantes cómo encontrar y despegar las almejas que se adhieren a las bases de los árboles en las profundidades del barro. Cuando vuelven a tierra firme, un chef local convierte las almejas recién extraídas en el ceviche más fresco que jamás hayas probado.

Gastronomía en Buenaventura
Crédito: ssanint.com

Avistamiento de aves en Buenaventura

La naturaleza inmaculada que rodea a Buenaventura atrae a una increíble variedad de aves, tanto especies acuáticas como selváticas. Uno de los mejores lugares para observar el abanico de aves autóctonas es la aldea de Miramar en Bahía Málaga. Aquí, cada dos por tres, se ven tucanes que atraviesan el bosque, además de los manglares que se extienden entre Ladrilleros y La Barra y los ríos que rodean Córdoba al este de la ciudad.

 

San Cipriano

No todas las aventuras acuáticas que puedes tener en Buenaventura tienen gusto salado: San Cipriano es un pequeño pueblo que se aferra a la orilla del cristalino río Escalarete, conocido por atravesar la densidad de la jungla. Los alrededores del pueblo están repletos de impresionantes piscinas naturales e imponentes cascadas. Sin duda, es una visita obligada para quienes disfrutan de un baño relajante en medio de la naturaleza.

Si bien el río es muy energizante, el momento cúlmine de la experiencia de San Cipriano es recorrido del pueblo mismo. Se construyó una autopista nueva lejos de la vía férrea que alguna vez fue el principal medio de transporte en la región. Al verse aislados, los ingeniosos lugareños armaron carros de pasajeros artesanales que siguen el recorrido original de las vías del tren. En un principio, se propulsaban a puro músculo mediante un largo poste de madera. Sin embargo, ahora están motorizados con una flota de viejos Hondas que los empujan a la velocidad del rayo.

Sentarse en un pequeño banco de madera mientras el carro atraviesa velozmente la jungla por puentes desvencijados y desfiladeros estrechos requiere un cierto nivel de coraje, pero no deja de ser muy divertido. Si logras sentarte en el primer asiento, grabarás videos dignos de cualquier TikToker.

Bahía Málaga
Crédito: Luis Alejandro Cabuya

Detalles prácticos

Alojamiento

Hay varios hoteles en la zona cercana al puerto de Buenaventura, incluido uno en un edificio histórico maravillosamente renovado. Pero debido a que la ciudad no tiene playa, muchos visitantes optan por seguir viaje sin pernoctar en la ciudad o por quedarse solo una noche antes de tomar el barco que los lleva a sus a alojamientos en Juanchaco, Ladrilleros y La Barra.

Llegada

Buenaventura tiene un aeropuerto pequeño que se utiliza principalmente para vuelos chárter pequeños junto con un servicio programado dos veces por semana que va a Bogotá. Si lo que buscas son vuelos domésticos e internacionales frecuentes, la mejor opción es el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Cali, que se encuentra a cuatro horas en auto desde la ciudad.

Consejo útil

Trasladarse por los lugares de interés cerca de Buenaventura suele implicar muchos viajes en barco que, a veces, presentan alguna que otra dificultad. Una buena idea es llevar una bolsa de plástico grande para cubrir las maletas y las mochilas y una bolsa hermética seca para proteger los artículos importantes.

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ♠️ (@charliekjr) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Srita Sunset (@srita.sunset) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Juanes (@juanes3h) el