Mangle del Caribe y maderas como el zapán y la guadua sirvieron para construir el mirador Colina Iluminada, en Filandia (Quindío), un municipio ubicado a cerca de una hora y media al oriente de Cartago. Al subir a esta estructura, que mide 27 m, en días despejados se ven Pereira (capital de Risaralda), varios municipios del Quindío y algunos del Valle del Cauca.