La mejor fiesta de Colombia, el Carnaval de Barranquilla, se vive el primer trimestre de cada año, unos días antes del Miércoles de Ceniza. No obstante, el pre carnaval comienza casi a mediados de enero con una serie de fiestas callejeras en las que tienen lugar danzas, comparsas y desfiles. En las celebraciones participan cerca de 500 agrupaciones folclóricas, artistas internacionales y todo el pueblo barranquillero.

El Carnaval de Barranquilla, distinguido por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, es la fecha más esperada del año no solamente por los colombianos sino todos aquellos que quieran gozar durante los cuatro días de un evento cultural y folclórico lleno de diversidad étnica, alegría, baile, música y esparcimiento.

Dentro de las festividades y actividades que se desarrollan durante el carnaval, se puede destacar la Batalla de Flores por ser lo más simbólico de todas las celebraciones y que incorpora a los personajes típicos del Carnaval: el Rey Momo, María Moñitos y el Hombre Caimán. La Batalla de Flores es un desfile de carrozas, comparsas, grupos de bailes y disfraces; el desfile es presidido por la carroza de la Reina que baila y arroja flores a los espectadores, acompañada por una gran comparsa de príncipes y princesas.

Después de cuatro días de intensa rumba, el Carnaval de Barranquilla llega a su fin con la muerte de Joselito Carnaval, quien es el personaje más representativo por ser símbolo de alegría y fiesta. El martes previo al Miércoles de Ceniza, iniciando la Cuaresma católica,  el cuerpo de Joselito es llorado y sepultado simbólicamente por las viudas alegres que compartieron con él sus días de rumba.