¿Sueñas con bucear para descubrir las grandes riquezas submarinas que esconde el mar Caribe? Te recomendamos entonces que planees una visita a las islas de Providencia y Santa Catalina, que hacen parte de San Andrés.

Un vistazo desde el avión ya te anuncia la impresionante vida marina del lugar, pues las hermosas tonalidades que hacen que este sea llamado el ‘Mar de los Siete Colores’ se deben justamente a los preciosos arrecifes de coral.

Por eso, muchas personas se dirigen a este destino para hacer realidad su sueño de sumergirse en las profundidades y ver de primera mano la fascinante vida subacuática del mar Caribe.

Pero esta experiencia puede ser mucho más placentera para ti si te encaminas a las islas de Providencia y Santa Catalina, calificadas cariñosamente como ‘El tesoro escondido del Caribe occidental’, no solo porque son más tranquilas que la isla de San Andrés, sino también porque cuentan con la tercera barrera arrecifal más larga del mundo, lo que hace que la actividad principal de Providencia y Santa Catalina sea el buceo.

Además, esta zona cuenta con aguas cristalinas, temperaturas cálidas todo el año y una baja corriente, haciendo de este un sitio ideal para aprender a bucear.

De manera que la vida submarina de la zona, generosa y colorida, hace de este destino el mejor para bucear en Colombia. De hecho, la mayoría de las aguas de Providencia han sido declaradas como áreas protegidas por la Unesco.

¿Cómo puedes llegar hasta Providencia y Santa Catalina? En primer lugar, debes estar en San Andrés, en donde tendrás dos opciones: la primera es tomar un vuelo de la compañía Satena que tarda alrededor de unos 20 minutos para llegar hasta Providencia; la segunda, es subirte a bordo de un catamarán que completa el recorrido entre San Andrés y Providencia en aproximadamente tres horas.

Una vez allí, podrás llegar fácilmente a Santa Catalina cruzando el Puente de los Enamorados, una estructura flotante de 150 de metros que, según la leyenda, asegura el amor eterno de las parejas que lo crucen juntas.

Y es así como empieza la aventura, pues tanto en Providencia como en Santa Catalina encontrarás numerosas empresas locales con opciones para bucear tanto para los nadadores principiantes como para los más experimentados.

Sin importar el caso, bucear en Providencia y Santa Catalina te pondrá en contacto directo con coloridos arrecifes de coral y con diferentes especies de peces, además de mantarrayas, tortugas gigantes, cangrejos e, incluso, tiburones. Es más, una de las actividades famosas en la zona es el buceo con tiburones de arrecife.

Pero esto no es todo. A esta experiencia debes sumarle el hecho de que en la zona naufragaron en tiempos pasados grandes embarcaciones piratas que harán aún más especial y exótica tu experiencia bajo el agua.

Además, la superficie de estas islas ofrece también grandes atractivos, como Cayo Cangrejo. Rodeado de bancos de arena, este cayo de 500 metros cuadrados, más que cangrejos, cuenta con aguas cristalinas y una de las vistas más espectaculares de la isla.

El cayo consta de una gran roca que se eleva unos 30 metros sobre el nivel del mar, convirtiéndolo en un mirador privilegiado de la barrera arrecifal. Forma parte del Parque Nacional McBean Lagoon y su acceso cuesta alrededor de 5 dólares.

Por último, la naturaleza volcánica y los exuberantes bosques crean un entorno único que se acompaña con la amabilidad de los lugareños, quienes te atenderán en pequeños y acogedores hoteles. Por eso y mucho más, bucear en Providencia y Santa Catalina es una experiencia que no te puedes perder.

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Santiago Campuzano Garcés (@sanicampuzano) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de SANTIAGO ACOSTA MENDOZA (@sacostamen) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paris ne répond plus (@parisnerepondplus) el