La plaza Alfonso López es el centro de las principales celebraciones en Valledupar. Este lugar, rodeado de casas de arquitectura colonial muy bien conservadas, se distingue por un árbol de mango bajo el cual se reúnen las personas a conversar y por la escultura ‘La revolución en marcha’, obra en bronce del maestro Rodrigo Arenas Betancourt. En el marco se levanta la iglesia de la Inmaculada Concepción.