A la capilla de Santa Bárbara se llega luego de caminar cuatro cuadras desde la plaza principal hasta la parte alta de Barichara. Frente a este templo del siglo XVIII se levantan las esculturas de una cruz y de unos bueyes que aran la tierra. Este es un buen sitio para detenerse a observar las hileras de techos de teja de Barichara, que parecen extenderse en dirección a las montañas.