Por ser epicentro de la fiesta, Getsemaní es llamado la ‘Zona Rosa’. Este barrio, ubicado cerca del Centro de Convenciones, es una muestra de la mezcla cultural que le dio origen a la ciudad pues sus calles las recorren extranjeros que buscan algún bar o discoteca para practicar sus pasos de salsa y cumbia, así como colombianos de otras regiones. De las casas brota la música para que todo el mundo baile.