1

Colombia tiene muchos pueblos quedados en el tiempo, pero la soleada Santa Cruz de Mompox, a orillas del también aletargado río Magdalena, deja completamente atrás a la sobrevalorada modernidad.

Esta ribera de mansiones coloniales e iglesias de estilo andaluz se asemeja a uno de los tantos pueblos coloridos retratados en las novelas de Gabriel García Márquez, el escritor más destacado del país.

No es casual que Mompox y su belleza hayan sido inspiración para otros tantos artistas, ya sea escritores, poetas o fotógrafos. La mística que exuda este lugar hará que lo recorras con la expectativa de encontrar nuevas maravillas en cada rincón.

A pesar de su vibra actual, Mompox no siempre fue una ciudad adormecida. En el pasado, fue una de las más importantes del país y era una parada obligada en las expediciones por el río que unían el interior con Cartagena; sin embargo, los cambios en el curso del Magdalena la fueron aislando y, de esta forma, se transformó en el paraje lánguido que es hoy en día.

En todo caso, el aislamiento evitó que el progreso arrasara con este centro colonial, por lo que aún conserva las características que tenía hace cientos de años.

Las elevadas temperaturas durante el día obligan a la gente a permanecer en sus casas, lo que hace que las calles queden desiertas y se vuelvan un cuadro digno de fotografiar. La brisa del río penetra en la ciudad al caer el sol, y es entonces cuando los momposinos salen de sus anacrónicos hogares y se sientan en las aceras a conversar con sus vecinos, costumbre de antaño que se mantiene inalterable.

Calles Mompox

Vistas y atracciones

Iglesias de Mompox

Entre las vistas más destacadas de la ciudad está un puñado de iglesias de la época colonial, que lucen asombrosas a cualquier hora del día.

Si organizas un itinerario para conocerlas, terminarás recorriendo casi todas las calles, ya que forman un eje que une los distintos puntos del centro urbano. Las principales son la Iglesia de Santa Bárbara, localizada a orillas del río, con su torre de estilo barroco hispano-musulmán y sus altares dorados; el Convento de San Francisco, que data del siglo XVI; y la fabulosa Iglesia de la Inmaculada Concepción.

Ciénaga de Pijiño

 Una alternativa para sobrellevar el sopor del clima de la ciudad es visitar la cercana Ciénaga de Pijiño, cuyos refrescantes humedales se pueden recorrer en canoa. Esta parte de la depresión momposina es el hogar de una amplia variedad de aves acuáticas y de muchos reptiles. Los angostos canales por los que pasarás fueron moldeados por la comunidad prehispánica zenú y se hicieron para expandir la red de irrigación a todo este fértil territorio. Al regresar, la puesta del sol sobre el río de seguro te dejará sin aliento.

 

Filigrana momposina

 Mediante esta técnica que fue pasando de generación en generación desde la época colonial y que combina elementos nativos y europeos.

Los orfebres de Mompox confeccionan las más finas piezas de oro y plata de toda la región. Podrás presenciar cómo trabajan estos artistas y comprar las preciosas joyas que crean directamente en cualquiera de los talleres de la ciudad.

 

Semana Santa en Mompox

 Dada su naturaleza tradicionalista, no es llamativo que las fiestas religiosas en Mompox sean fastuosas. De todas, sin dudas, la más importante es la celebración de Pascua. Estas fiestas ya típicas de la ciudad se remontan a 500 años atrás, cuando los recién llegados de España pasaron allí la primera Semana SantaEl centro de los festejos son las marchas llenas de velas y de flores en las que los momposinos van en procesión recorriendo las seis iglesias y la capilla.

Aunque vayas en otra época del año, podrás captar la devoción religiosa que caracteriza a esta ciudad en el Museo de Arte Religioso, donde se exhiben más de 300 piezas de oro y plata.

 

Mompox pueblo colonial
Foto: Lorena Velasco, ProColombia

 

Festival internacional de jazz

Uno de los eventos musicales más sofisticados del Gran Caribe colombiano tiene lugar en el entorno colonial de esta encantadora ciudad: el Mompox Jazz Festival. Artistas de todo el mundo se dan cita allí cada octubre para brindar conciertos a los que no puedes dejar de asistir.

Detalles prácticos

Alojamiento

Hay muchos alojamientos en Mompox que ofrecen una experiencia de inmersión en el ambiente colonial, en especial los exclusivos hoteles que se establecieron en mansiones restauradas en el centro histórico. También hay oferta de hoteles más económicos en la parte nueva de la ciudad, que, si bien están un poco más alejados, te permitirán llegar a las principales atracciones a pie.

Llegada

La reciente inauguración de un puente de gran infraestructura sobre el río Magdalena ha facilitado muchísimo la conexión con Mompox. Se puede llegar desde Cartagena, que cuenta con un concurrido aeropuerto internacional, en tan solo cinco horas.

Mompox también tiene un pequeño aeropuerto regional con tres vuelos semanales a Cartagena y dos a Medellín.

Consejo práctico

Dadas las elevadas temperaturas del lugar, no olvides viajar a Mompox con ropa liviana y un gorro para protegerte durante las excursiones.

Fotografías de nuestros visitantes

Mompox

Mompox

Mompox