La historia del Templo de Nuestra Señora de las Mercedes se remonta a principios del siglo XVII, cuando la orden mercedaria llegó a Pasto y erigió un templo, reconocido en América por su portal sostenido con leones de oro. Esta es la iglesia más visitada de la ciudad, pues en ella es venerada la imagen de la Virgen de las Mercedes, patrona de la capital del departamento de Nariño.