Con una biodiversidad única, San José del Guaviare, es un destino para disfrutar el turismo de naturaleza y conocer algunas comunidades indígenas de la Amazonía colombiana.

Ubicado al norte del Departamento del Guaviare en el límite entre la Orinoquía y la Amazonía, esta ciudad es un municipio joven, mezcla entre colonos e indígenas Jiw, Tucano Oriental y Nukak, en el que la temperatura es de 25 grados centígrados en promedio.  

Indígenas de las etnias tucano, cubeo, piratapupuyo, nahibo, carijona, sikuani y guayabero entre otros, se asientan en la región desde la época prehispánica en un territorio de planicie a orillas del Río Guaviare.  

Chiribiquete en San José
Foto: Fundación Ecoplanet- Francisco Forero


Los mejores lugares para recorrer en San José del Guaviare 

En la ciudad se pueden recorrer varios parques. El Parque de la Constitución es la plaza principal, adornado de ceibas y otros árboles nativos, es un lugar especial para descansar y tomar un refresco. Allí se encuentra la Catedral de San José del Guaviare, un templo sencillo de características arquitectónicas similares a las malocas indígenas en el que se reúnen los fieles católicos, especialmente los domingos. 

El Parque de la vida, el Parque del Barrio La paz, el Parque de la Reconciliación y el Centro Deportivo San José del Guaviare, son otros lugares recomendados para disfrutar del aire libre y la naturaleza; y practicar diferentes deportes.

Otro destino infaltable para quienes visitan esta ciudad es el Puerto sobre el Río Guaviare. Allí, llegan los productos agrícolas que se comercializan en la región y la pesca del día. Cachamas y barbudos, se venden para el consumo local o se preparan para ser enviados a la capital.

Colmado de atracciones turísticas naturales, algunos de los destinos que San José del Guaviare tiene para ofrecer son los siguientes:

  • El Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, ubicado en Calamar -Guaviare-  cuenta con una extensión de 4,3 millones de hectáreas y es el hogar de tribus ancestrales que no han tenido contacto con otras comunidades. Este territorio cuenta con una diversidad ecológica importante, pues allí confluyen tres regiones, la Amazonía, la Orinoquía y la Región Andina.  

Se han reportado 2.130 especies de flora, de las cuales dieciséis son endémicas. Cerros-mesetas llamados “tepuyes” rompen el paisaje selvático, adornados de pictogramas antiguos. Se calcula que existen más de 75 mil imágenes rupestres que confirman que estas formaciones geológicas son unas de las más antiguas del planeta. 

Pictogramas de Cerro azul en San José
Foto: ProColombia

 

  • Para observar pinturas de doce mil años de antigüedad, se encuentra el Cerro Azul en la Serranía La Lindosa. Es una cima de doscientos metros de altura para explorar y caminar, en la que se pueden observar numerosos riachuelos de aguas cristalinas, árboles gigantescos con enormes raíces a la vista y especies nativas de flora y fauna.

  • La Reserva Nacional Natural Nukak es un destino ubicado en El Retorno Guaviare, pleno de llanuras y sabanas bañadas principalmente por el rio Inírida, espacio de conservación de biodiversidad única, que a su vez es el hogar de las tribus Nukak, Puinave y Curripaco.

  • Los Pozos Naturales están ubicados a solo ocho kilómetros de la ciudad.  Estas formaciones rocosas antiguas forman unas piscinas de aguas cristalinas de diferentes colores debido a la riqueza vegetal y mineral del entorno. Es un balneario en el que se puede aprender sobre formaciones geológicas y disfrutar de un baño. 

 

Pozos Naturales en San José
Foto: ProColombia
  • El Balneario Tranquilandia, es una locación ideal para disfrutar de las aguas mansas del Caño Sabana, cuya particularidad son sus colores, que se forman por las tonalidades de las plantas acuáticas macarenias de agua dulce que abundan en el lugar. 

  • La Ciudad de Piedra de San José, es un lugar enigmático que consta de rocas ancestrales distribuidas con tal simetría, que es un misterio constatar si fueron intervenidas por el hombre. En compañía de guías, se puede recorrer este sitio que cuenta con laberintos, cavernas, y monolitos con petroglifos muy antiguos. Un lugar especial para realizar senderismo y espeleología.

  • Los Puentes Naturales son un atractivo turístico por excelencia debido a su gran altura. Puentes que ha construido y pulido el agua a través del tiempo, se levantan sobre la quebrada a la que es posible bajar con guías certificados. 

  • La Reserva Natural el Diamante de las Aguas es un lugar de belleza natural que está orientado a la educación y conservación de especies de la región. Allí se pueden realizar visitas guiadas con el fin de conocer sobre sostenibilidad ambiental y también para realizar el avistamiento de aves.

  • La Puerta de Orión, es una formación rocosa emblemática de la ciudad. Tiene doce metros de altura y dos orificios naturales; uno encima del otro. La particularidad de esta maravilla natural es qué, en el solsticio de verano, se puede observar en el cielo, por la ventana superior, el Cinturón de Orión, creando un espectáculo único.

 

Puerta de Orión en San José
Foto: ProColombia

 

  • En las Cascadas el Arco Iris, Las Delicias y del Amor, se realizan caminatas ecológicas en medio de estos santuarios de vida natural y deportes extremos como la escalada y el torrentismo, con alturas de veinte a treinta metros.  

Festivales  

En San José del Guaviare se realiza el Festival Internacional Yuruparí de Oro, una fiesta de carácter folclórico en el que la cultura llanera se muestra y se vive a través de manifestaciones como danzas, cantos y concursos en los cuales el joropo es el protagonista. Desfiles con trajes típicos y muestras de las culturas indígenas se mezclan en una fiesta de carácter nacional. 

Esta ciudad guarda un tesoro único en el mundo, es un destino original y deslumbrante que lo posiciona como uno de los más visitados por los amantes de la selva y del turismo comunitario. 

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Christian Byfield Travel (@byfieldtravel) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Carotrekk (@carotrekk) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Christian Byfield Travel (@byfieldtravel) el