Villavicencio, el hogar de la tradición llanera

En Villavicencio, capital del departamento del Meta, las montañas de la cordillera Oriental terminan para dar paso a los Llanos Orientales en una imagen digna de postal, en la que la tierra infinita se encuentra con los arreboles del atardecer llanero.

‘Villavo’, como es llamada cariñosamente, se caracteriza por el folclor llanero, que te deslumbrará con prácticas como el coleo y el joropo, un ritmo musical que utiliza instrumentos como el arpa y las maracas, y que se baila al paso del zapateo.

Además, no te puedes perder de la reconocida gastronomía llanera, que se compone de platos como la mamona, la gallina criolla, el sancocho de gallina, el pan de arroz, los tungos, el pisillo de carne de res o pescado, la cachama, la mojarra, las hayacas y las cachapas de maíz tierno.

 

¿Qué hacer en Villavicencio?

Villavicencio cuenta con muchos sitios de interés turístico de los que podrás disfrutar durante tu estancia. Uno de ellos es el Parque los Fundadores, que abarca una extensión de seis hectáreas, lo que lo convierte en el más grande de la ciudad.

En la plazoleta del parque se alza el majestuoso monumento a los Fundadores, obra del reconocido artista Rodrigo Arenas Betancourt. El lugar también cuenta con plaza de las comidas y senderos peatonales para caminar o hacer deporte.

También está el Parque La Llanura, anteriormente denominado Parque Sikuani. Es un escenario recreacional y deportivo dotado con canchas de tenis, squash, basquetbol y fútbol.

En la ciudad se encuentra la impresionante Catedral Nuestra Señora del Carmen, un templo consagrado a la Virgen María. Es un lugar turístico y de peregrinación.

De gran interés es también la Casa de la Cultura Jorge Eliecer Gaitán, fundada en 1971. Actualmente alberga un museo donde se exhiben diferentes manifestaciones culturales de la ciudad.

La oferta cultural se completa con la Biblioteca Municipal Germán Arciniegas. Este Monumento Nacional es un complejo de 4.200 metros cuadrados que cuenta con un gran salón en el que se celebran importantes eventos.

Y en las afueras se encuentra el Mirador Piedra del Amor, un corredor turístico y deportivo ampliamente transitado por ofrecer un espacio diferente, tranquilo y natural en medio de una ciudad en constante desarrollo, como Villavicencio.

 

Experiencias únicas

Una experiencia única es apreciar al máximo el encanto del folclor llanero. Para ello, puedes asistir al Torneo Internacional del Joropo, que se celebra entre junio y julio.

Este evento es anual y convoca a aproximadamente 500 mil espectadores nacionales e internacionales.

A través de sus casi 50 años de historia, se ha consolidado como el mejor espacio para vivir y respirar la especial forma de ser de los llaneros.

Así mismo, cada octubre se celebra en la ciudad el Encuentro Mundial de Coleo. 

El coleo es una actividad que se practica con pericia y destreza en trabajos de ganadería, cuando desde el caballo se jala a la res para derribarla. Todo esto se desarrolla en el encuentro al compás de los ritmos del arpa y de los bailes del joropo y, por ello, este es considerado uno de los eventos de vaquería más significativos de América, pues recibe más de 200 mil visitantes.
 

Actividades que no te puedes perder

El cicloturismo en Villavicencio es uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad. Por ese motivo, hay muchas bicirrutas que te permitirán conocer la capital del Meta en su entorno urbano y natural.

Con respecto a la riqueza natural de la región, te recomendamos visitar el Bioparque Los Ocarros, que se encuentra ubicado a 3 kilómetros de la ciudad de Villavicencio por la vía que conduce a Restrepo. El parque tiene una extensión de 5,5 hectáreas y debe su nombre a un armadillo gigante de la región.

Los Ocarros cuenta con aproximadamente 1.200 animales de 193 especies diferentes, y exhibe toda la riqueza natural de los Llanos Orientales.

También puedes hacer turismo cultural en el Parque Las Malocas, que cuenta con un interesante sendero de mitos y leyendas del Llano, como la Patasola, el Silbón, Florentino y el Diablo, la Llorona, Juan Machete, la Bola de Fuego, el Ánima de Santa Helena y la Madremonte.

Y para entrar en contacto con el mundo indígena, también abundante en la región, puedes ir a la Maloca Maguaré, donde los HUITOTOS, con voz propia, narran los aspectos más relevantes de su cultura.

Recomendaciones

  • Villavicencio tiene un clima cálido con temperaturas que oscilan entre los 20 y los 39 °C. Debes alistar ropa fresca; sin embargo, la vegetación es abundante gracias a las lluvias, así que no debe sorprenderte que de vez en cuando caiga un fuerte aguacero. 

  • A la ciudad es posible llegar por tierra y, en menor medida, por aire. Sin embargo, hay aerolíneas que llegan a Villavicencio, como ADA, Avianca, Easyfly y Satena. 

  • Villavicencio cuenta también con una amplia variedad de alojamientos ubicados dentro de la ciudad y en sus cercanías. Es posible encontrar hoteles, fincas, hostales, hospedajes, centros vacacionales con alojamiento y zonas de camping.

  • Si de Villavicencio esperas viajar a zonas más apartadas, verifica primero si en estas es necesaria la vacuna contra la fiebre amarilla. 

Con estas recomendaciones, podrás disfrutar al máximo de Villavicencio, una ciudad en la que sentirás el ritmo del coleo y la cultura llanera. ¡Ven y conoce este maravilloso destino del Llano colombiano!

Fotografías de nuestros visitantes
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de adrimalag (@adrimalag) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Natalia Ardila (@nataliardila) el

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de CHECHI 💜⭐️ (@chechiramirez7) el

¿Por qué visitar Villavicencio?