El municipio de La Macarena está ubicado en los llanos orientales de Colombia en el Departamento del Meta. Famoso por ser el punto de partida para llegar al “río más hermoso del mundo”, Caño Cristales, esta población tiene -además- otros atractivos turísticos para ofrecer.  

Hace parte de la reserva natural Parque Nacional Natural Sierra La Macarena, por lo cual existen múltiples lugares recónditos de gran valor para sus visitantes, pues allí confluyen las regiones Andina, Orinoquía y Amazonía con sus respectivos ecosistemas.

A La Macarena se llega por vía aérea desde Bogotá, Villavicencio, Cali y Medellín.  Es posible arribar por tierra desde Villavicencio, pero por un largo trayecto de cerca de diecisiete horas.  

Rio de colores en Caño Cristales, un destino imperdible en La Macarena
Caño Cristales

A orillas del Río Guayabero y, con una temperatura promedio de 24 grados centígrados, esta población es la puerta de entrada a un mundo que estuvo vetado para el turismo por el conflicto armado; y que ahora abre sus puertas con la ilusión de quien ha vuelto a nacer. Como parte de este proceso, hoy en día sus habitantes se han capacitado para servir de guías turísticos, cuyo oficio comunitario no solo apoya a los visitantes, sino a la conservación del medio ambiente.

También te puede interesar: Iniciativas de turismo y posconflicto en Colombia

Qué debes visitar en La Macarena

Para empezar, se puede visitar el Jardín Botánico de La Macarena, situado en la vereda La Esperanza. Es un área de 72 hectáreas, en la que predomina el ecosistema amazónico. Este lugar, destinado a la protección y conservación de la flora y fauna, así como a la investigación y a la educación ambiental, es ideal para realizar el avistamiento de aves debido a la cantidad de especies que allí habitan.  Ofrece en verano servicios turísticos para conocer y recorrer la zona en compañía de guías especializados.

La Madrevieja del Carmen es una reserva privada, cuyo fin es reestablecer la biodiversidad propia de las 90 hectáreas que la componen tras haber convertido un bosque amazónico en una zona apta para la ganadería. En este lugar se puede realizar senderismo por bosques y selvas nativas; avistamiento de aves; y el registro de diferentes especies de flora y fauna.

También te puede interesar: Visita Caño Cristales, una maravilla natural

El Río Guayabero es la vía principal que comunica a los sitios naturales de interés cerca del casco urbano de La Macarena. Lleva el nombre de la comunidad indígena que habitó estas tierras. Al recorrerlo durante una hora, se puede llegar al Raudal de Angosturas, un estrecho que se forma entre rocas antiguas y lisas que contienen petrográficos, o grabados que cuentan la historia de los primeros habitantes del Parque Nacional Natural Tinigua.  

Allí, siempre con un guía experto, se pueden tomar varios senderos de terreno plano, que pasan por ecosistemas de selva, por bosques, por paisajes de sabana con espejos de agua rodeados de vegetación nativa y palmeras de hasta treinta metros de altura llamados morichales (típicos de los llanos orientales), y por numerosos caños y quebradas. Estos caminos son ideales para el avistamiento de aves.  

Una mujer contempla la belleza de Caño Cristales, un lugar único que puedes encontrar en La Macarena
Foto: Mario Carvajal 

Por uno de esos senderos se llega a La Ciudad de Piedra, un conjunto de las formaciones rocosas más antiguas del hemisferio, modeladas por la fuerza del agua, y pertenecientes al Escudo Guyanés, cuya edad se calcula en más de mil millones de años.

Hallazgos sorprendentes 

Con formas muy precisas y dispuestas en una especie de laberinto, este destino es parecido a los encontrados en los Departamentos del Vichada, Guaviare, Guainía y Caquetá. Allí los indígenas Tiniguas y Guayaberos realizaron pinturas rupestres que se pueden observar mientras se contempla la naturaleza a su alrededor.

La Laguna del Silencio es un refugio de vida silvestre en el que se puede observar la fauna del lugar, pues en ella las barcas no llevan motor, con el fin de preservar y librar al lugar de la contaminación. Sus aguas provienen de la Sierra de la Macarena y es un sitio ideal para lograr la compenetración con la naturaleza y paisaje.  Adornada con bandadas de garzas blancas, el sonido de la naturaleza hace que la experiencia sea única.

En el Río Guayabero también es posible realizar pesca deportiva. Se pueden encontrar payaras, bagres y amarillos, particularmente en los meses de enero a marzo, en los trayectos donde es más caudaloso.

La gastronomía de La Macarena consiste en carne asada o “mamona”, gallina criolla cocida y pescado. El plátano preparado con panela o frito y el pan de arroz hacen de la comida un verdadero manjar que se acompaña generalmente con limonada.

La Macarena es un sitio privilegiado de la naturaleza, los atardeceres sorprenden a los visitantes con sus colores vibrantes entre naranjas, rojos y violetas, que hablan de una tierra virgen que hay que conocer y proteger.

 

Fotografías de nuestros visitantes