1

Visitar el mercado de las pulgas de San Alejo, que es Patrimonio de Interés Cultural y Turístico de Bogotá, significa asistir a un encuentro auténtico con la esencia de la ciudad. En este espacio del centro, donde cada domingo se reúnen cerca de 300 expositores de antigüedades, artesanías, libros y curiosidades, convergen artistas, artesanos, coleccionistas, restauradores de arte y pequeños productores.